13 Agosto 2020 10:27
Home Emprendimiento "Blumen", el mágico negocio de los arreglos florales, se reinventa en tiempos...

“Blumen”, el mágico negocio de los arreglos florales, se reinventa en tiempos del Covid-19

Karin Vargas Rosa, creadora y dueña de esta pyme, cuenta en qué consiste su emprendimiento basado en arreglos florales artificiales, y cómo lo ha sacado adelante pese a los problemas que genera el confinamiento por el coronavirus.

La crisis por el Covid-19 ha impactado fuertemente en el ámbito laboral y económico de nuestro país en los últimos meses.

Tanto grandes empresas como una enorme cantidad de emprendimientos se han visto fuertemente afectados por las restricciones que ha impuesto el confinamiento. Sin ir más lejos, hace dos semanas Roberto Rojas, presidente de la Confederación Gremial Nacional Unida de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Servicios y Artesanado, advirtió que el gremio estima que cerca de 200 mil pymes desaparecerán tras la pandemia.

Considerando este contexto crítico, los negocios han debido recurrir a un sinnúmero de estrategias para poder reinventarse y solventar económicamente sus proyectos y no desaparecer. Es el caso de Karin Vargas Rosa, creadora y dueña de Blumen, emprendimiento en que realiza arreglos florales de seda real touch exclusivos, y que por los inconvenientes ligados al coronavirus ha debido enfocarse en ventas online.

“Desde hace más de 20 años estoy haciendo arreglos florales artificiales de seda. Comenzó como un hobby para decorar mi casa, regalar a mis amistades y familiares. Pero hace un año atrás quedé sin trabajo, y como siempre seguí con mis arreglos florales, se me ocurrió crear una vitrina de venta online en las redes sociales (Instagram y Facebook) para generar ingresos, mientras en forma paralela buscaba trabajo en el área que siempre he ejercido, servicio al cliente y marketing”, señala Karin.

Cuenta que comenzó el negocio sola, teniendo más movimiento durante los últimos meses del año pasado al participar en bazares y ferias navideñas. Hoy cuenta con la ayuda de su hija María Ignacia y relata que el complejo escenario actual la ha impulsado a realizar envíos por delivery. “Para regiones hago envíos, vía Starken, al domicilio del cliente o a una agencia por pagar, según se requiera”, añade.

Así, detalla que su estrategia durante estos últimos meses -a raíz de las medidas ligadas al Covid-19- ha sido enfocarse principalmente en Instagram. “Luego de que los Concept store’s cerraran sus puertas debido a la cuarentena total, decidí potenciar la venta por redes sociales, especialmente por Instagram. Esta vía ha sido mi principal canal de venta. Mi estrategia de marketing es subir modelos nuevos e historias constantemente, lo que genera movimiento y así los clientes pueden ver lo que tengo en stock. Otro punto importante ha sido la red de contactos que se ha formado por recomendación boca a boca de mis clientes, influencers y publicidad pagada en las redes sociales”, cuenta la dueña de Blumen.

No obstante, este no es el único inconveniente que ha enfrentado en el último tiempo, pues su proyecto, al igual que muchos otros, se vio fuertemente afectado durante el inicio del estallido social.

“Me afectó bastante ya que la gente estaba más indecisa a comprar arreglos decorativos para su hogar. Sin embargo, desde finales de noviembre hubo un aumento en el número de ventas, quizás motivado por la tendencia de apoyar a las pymes y negocios locales. Por el contrario, la pandemia del coronavirus generó un aumento en el número de ventas. Este fenómeno lo atribuyo a que la gente al estar más tiempo en sus hogares, se dio cuenta de que tiene espacios que quiere sacarle provecho y decorar. Esto ayuda a hacer su cuarentena más amena y alegre con las flores, aunque sean de seda, dan color y vida”, remarca.

El valor agregado de Blumen

Karin sabe que el mercado de los arreglos florales cuenta con gran competencia a nivel nacional, y, por lo mismo, detalla cuál es su principal diferencia con otros proyectos en este rubro.

“El valor agregado de mi emprendimiento consta de varios puntos que hacen que Blumen marque la diferencia”, asegura:

-Los arreglos se venden completos. Incluyen las varas de flores, florero o base y accesorios decorativos. Así mis clientes lo instalan en el lugar que deseen, tales como recibidores, mesas de centro, baños, escritorios, mesas de comedor, etc.

-Son piezas únicas diseñadas por mí, y si se venden, las replico si el cliente quiere una igual. Ocupo flores de seda de excelente calidad, que simulan a las reales (real touch).

-Mi atención es personalizada para cada cliente, trabajo en conjunto con él, asesorándolo para encontrar la elección perfecta. En algunos casos ellos me pasan sus floreros y se los decoro.

-También ofrezco el servicio de mantención de arreglos florales artificiales, ya sean hechos por nosotros o comprados en otro lugar. Esto consiste en un tratamiento con un líquido especial de limpieza, para desempolvar y dejar como nuevos los arreglos.

-En algunas ocasiones he tenido clientes que han comprado un arreglo en otro lugar y no quedan conformes. Ellos me contactan, solicitándome que se los arme nuevamente, ya que a veces no vienen con la armonía que debiese tener (combinación entre base y flores)”.

El futuro

Pese a los diversos cambios que ha debido realizar durante el último tiempo en su pyme, Karin se muestra optimista respecto al futuro. Sabe que en la medida que siga potenciando sus productos y generando clientes habituales, podrá seguir adelante y hacer que Blumen crezca aún más.

“Para el próximo año, con la ayuda de Dios, esfuerzo y dedicación de cada día, creo que me seguirá yendo bien. Tengo una cartera de clientes que siguen comprándome, porque quedan felices, ellos me recomiendan y yo siempre les daré la mejor atención, tanto en la venta como en el servicio de postventa“, señala.

Asimismo precisa cuáles son sus pasos a seguir en el corto y mediano plazo, enfatizando que espera “desarrollar otra línea de servicios de Blumen, la decoración de exteriores de cafeterías, restaurantes y vitrinas con flores artificiales. Esto es una tendencia importante en Estados Unidos y Europa, que me encantaría poder implementar en Chile, ya que la misma decoración floral del local atrae más clientes, genera una experiencia de conexión con el ambiente y se vuelve un lugar ideal para sacarse fotografías”.

“Debido a que nuestra decoración logra ser una réplica que luce muy real a las flores y plantas naturales, esto genera una mejora tanto para el locatario ya que le da más vida al lugar y para los clientes, ya que se conectan con la naturaleza del ambiente. Todo apunta a que se vienen buenos tiempos para Blumen“, finaliza.

Interesados pueden visitar el Instagram de Blumen (@blumenkvr), su página de facebook, o contactarse directamente con Karin Vargas al teléfono +569 97847173.

- Anuncio -
60,798FansLike
6,670SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído