Oposición califica ajuste ministerial como “una verdadera silla musical” que busca resolver problemas “al interior de Chile Vamos”

El cambio de gabinete realizado este jueves por el Presidente Piñera no dejó contentos a los timoneles de los partidos opositores y parlamentarios. El timonel del PS, Álvaro Elizalde, señaló, que "corresponde más bien a un enroque para compensar a los partidos de la coalición de Gobierno. Lamentablemente no se hace cargo de las áreas críticas en que el Ejecutivo ha tenido un mal desempeño para enfrentar la emergencia. Se necesitaba un cambio distinto que pusiera énfasis en la protección de las personas en un contexto especialmente difícil".

3437

La oposición criticó el ajuste ministerial realizado la tarde de este jueves por el Presidente Piñera.

El presidente de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chahin, calificó el cambio como “una verdadera silla musical y no un cambio de gabinete”.

“Queda claro cuáles son las prioridades del Gobierno. Lo que busca es resolver los problemas políticos al interior de Chile Vamos y no los graves problemas que está sufriendo el país producto del mal manejo de la pandemia y las insuficientes medidas económicas y sociales”, agregó el dirigente DC.

“Me parece que es una falta de respeto con los ciudadanos lo que hoy día ha hecho el Presidente de la República”, remarcó.

En el ajuste ministerial, Cristián Monckeberg (RN) dejó el ministerio de Vivienda para asumir la cartera de Desarrollo Social, cuyo titular, Sebastián Sichel (Independiente) arribó a la presidencia del BancoEstado, mientras que Felipe Ward (UDI) dio un paso al costado en la Secretaría General de la Presidencia y asumió en Vivienda, asumiendo otro UDI, Claudio Alvarado (quien era subsecretario de Desarrollo Regional) en la Segpres.

El timonel del Partido Socialista (PS), Álvaro Elizalde, señaló que el cambio de gabinete “corresponde más bien a un enroque para compensar a los partidos de la coalición de Gobierno. Lamentablemente no se hace cargo de las áreas críticas en que el Ejecutivo ha tenido un mal desempeño para enfrentar la emergencia. Se necesitaba un cambio distinto que pusiera énfasis en la protección de las personas en un contexto especialmente difícil”.

“El Presidente -añadió Elizalde- prefirió concentrarse en el balance de poder de los partidos oficialistas y no atendió la necesidad de corregir las áreas críticas de su Gobierno en el marco de la emergencia”.

Para el presidente del PS, “Piñera está más preocupado de cuántos RN o UDI hay en La Moneda. Desafortunadamente, no se hace cargo de lo importante: rectificar, corregir los errores cometidos para enfrentar la emergencia. Las chilenas y chilenos deben ser la prioridad y no cuántos hay de uno u otro partido en los cargos de Gobierno”.

En el Frente Amplio, Giorgio Jackson (RD), cuestionó que “manteniendo a Jaime Mañalich en Salud y haciendo un par de enroques, parece que este cambio de gabinete se trata más de como los partidos de Chile Vamos capitalizan las entregas sociales más que de mejorar la reacción a la crisis sanitaria y social”.

El diputado Vlado Mirosevic (PL) se preguntó, en redes sociales: “Presidente, ¿ni una señal de cambio en la estrategia sanitaria? ¿Solo un enroque? ¿En serio va a dejar al ministro más cuestionado cuya gestión ya falló? Impresionante la sordera de este Gobierno”.

Para el diputado independiente Tomás Hirsch (ex Humanista), la modificación “está motivada únicamente por las rencillas internas de la derecha. Unos enroques tipo sillas musicales y un par de premios de consuelo”.