11 Julio 2020 20:25
Home Internacional Rey de Bélgica expresa inédito “pesar” al Congo por daño infligido en...

Rey de Bélgica expresa inédito “pesar” al Congo por daño infligido en el pasado colonial

En el día en que la república africana celebra 60 años de su independencia del reinado de Leopoldo II que sometió a millones de habitantes de raza negra entre 1865 y 1909, el monarca actual, Felipe, lamentó los brutales hechos cometidos por su país, cuyas secuelas continuaron hasta 1960, en un gesto hacia quienes demandan reconocimiento y reparación por medio de protestas antirracistas.

“Deseo expresar mi más profundo pesar por estas heridas del pasado, cuyo dolor se ha reavivado por las discriminaciones aún presentes en nuestras sociedades”, manifestó este martes Felipe, rey de los belgas, en una carta dirigida al presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi.

Este pronunciamiento sin precedentes de parte del monarca de Bélgica, se da en el marco de la serie de manifestaciones y protestas en el mundo tras la muerte del ciudadano afroestadounidense, George Floyd, y que derivaron en destrucción o vandalización de monumentos alusivos a personajes de la historia relacionados con la invasión y sometimiento a las personas de raza negra.

La misiva añade “su más profundo pesar por las heridas” infligidas durante el período colonial en el Congo, donde el Rey Leopoldo II (1865-1909), descendiente de la dinastía alemana de Sajonia-Coburgo-Gotha, es recordado por la colonización de parte de ese territorio, época en la que se le atribuye la muerte de millones de sus habitantes.

Los 60 años de independencia de este país, fue el día escogido por Felipe, en el poder desde 2013, evoca la época de aquel monarca, pero sin nombrarlo.

“En la época del Estado Libre del Congo (de 1885 a 1908), cuando era propiedad privada de Leopoldo II) se cometieron actos de violencia y crueldad, que todavía pesan sobre nuestra memoria colectiva”, expresó el soberano belga.

Asimismo, reconoció también que en este territorio, bajo el control de Bélgica entre 1908 y 1960, hubo “sufrimientos y humillaciones”, las quefueron quedando atrás el 30 de junio de 1960, cuando el territorio se independizó.

COMPROMISO REAL

La convulsión que generaron al homicidio de Floyd y otros ciudadanos negros en Estados Unidos, dieron pie a un movimiento mundial contra el racismo que en el país europeo se tradujo en críticas a su pasado colonial, por lo que la carta expresa el compromiso real de “combatir todas las formas de racismo”.

“Aliento la reflexión iniciada por nuestro Parlamento para que nuestra memoria sea definitivamente pacificada”, agregó el rey Felipe en referencia a un acuerdo de principio entre grupos políticos para crear una comisión parlamentaria sobre la memoria colonial.

En ese sentido, la primera ministra belga, Sophie Wilmès, aseguró esta jornada que llegó el momento de que Bélgica inicie el “camino de la investigación, de la verdad, de la memoria” sobre su pasado colonial “sin tabúes”.

Entre 2000 y 2001, otra comisión ya examinó el contexto del asesinato en enero de 1961 de Patrice Lumumba, efímero primer ministro congoleño y apuntó a la “responsabilidad moral” de “algunos ministros y otros actores” belgas. 

¿PARA CUÁNDO LAS DISCULPAS?

El diario Le Soir celebró el “gesto necesario, que engrandece al rey y a su país”, mientras que el rotativo La Libre lamentó que no fueran “disculpas”. “Quizás lleguen al final de la labor” de la comisión parlamentaria, agregó el último.

La canciller congoleña, Marie Ntumba Nzeza, dijo a la AFP que el pesar “sirve de consuelo” para sus conciudadanos. “Esto es un avance que impulsará las relaciones de amistad entre nuestras dos naciones”, agregó.

Sin embargo, para el antiguo portavoz del ex presidente Joseph Kabila, no es suficiente, llamando a “reparar el daño en términos de inversiones y daños”. “Eso es lo que esperamos de nuestros socios belgas”, agregó Lambert Mende.

A través de empresas concesionarias, Leopoldo II, reconocible por su larga barba, recurrió al trabajo forzado para extraer el caucho del Congo e incluso se documentaron abusos, como cortar manos a los trabajadores vistos como improductivos.

Según la mayoría de los historiadores, la violencia no cesó después de la cesión del Congo al Estado belga en 1908 y, durante décadas, se mantuvo un sistema de separación entre negros y blancos parecido al apartheid en Sudáfrica.

“Se destacaron los famosos ‘beneficios de la civilización’”, pero todo se orientaba a “servir a este sistema de extracción y de producción de riquezas para los colonos”, dijo a la AFP Romain Landmeters, investigador de la universidad Saint-Louis.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído