Sociedad de Infectología no recomienda diagnóstico de Covid-19 con test de saliva

A juicio de la mesa técnica de la entidad, la aplicación de dicho examen sólo se justifica si se produce un déficit de insumos para la toma de muestra con hisopado nasofaríngeo en la red de salud y, en ese caso, indicó que se debería realizar previamente un estudio piloto donde se pueda evaluar en muestras salivales.

952

La Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf) defendió el hisopado nasofaríngeo para el diagnóstico molecular coronavirus en el país, y declaró que no es recomendable promover el uso del test de saliva para tal fin, como anunció el Ministerio de Salud.

Consideramos no recomendable que en un momento crítico de la pandemia se solicite implementar y estandarizar nuevos procedimientos de toma de muestra en los laboratorios clínicos a nivel nacional, sin considerar la validez externa de dichas investigaciones”, expuso la mesa técnica compuesta por microbiólogos clínicos y profesionales de laboratorio clínico de la entidad.

Estos consideran que sólo sería justificable implementar dicho test si se produce un déficit de insumos para la toma de muestra en la red de salud, en cuyo caso sería altamente recomendable realizar previamente un estudio piloto donde se pueda evaluar en muestras de saliva.

Ello, indicó la Sochinf, en “todas las etapas del proceso de modo de analizar su desempeño y factibilidad, en condiciones que incluyan una población y un contexto clínico asistencial”.

Subrayó también que el examen nasofaríngeo ha sido por décadas ampliamente utilizado en el diagnóstico de virus respiratorios en Chile y a nivel mundial, “por lo que se encuentra muy bien estandarizada en la red de laboratorios clínicos a lo largo de nuestro país y representa una gran fortaleza de la red asistencial”.

Por último expuso que la muestra obtenida por hisopado nasofaríngeo ha demostrado ser un método de toma de muestra confiable para detectar virus respiratorios y SARS-CoV-2 y aunque presenta menor rendimiento que las muestras del tracto respiratorio inferior, su estandarización, no producción de aerosoles de riesgo y facilidad de la recolección, la han posicionado como un método ampliamente recomendado”, concluyó.