Van Rysselberghe flexibiliza posición y está a favor de extender el Ingreso Familiar de Emergencia

La jefa de la UDI postuló que esa ayuda debe ser permanente y con un monto fijo mientras dure la pandemia, pero una vez que pase “los subsidios deben ser decrecientes para fomentar la salida al trabajo”. Instó a la oposición a colaborar en el acuerdo y pidió más opiniones técnicas.

2403

Frente al escenario actual de cuarentena total en la Región Metropolitana que evita que muchas personas puedan trabajar y que no hay un horizonte claro de cuánto dudará la emergencia, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, se mostró partidaria de extender el pago del Ingreso Familiar de Emergencia para las familias más vulnerables.

Según explicó la senadora gremialista, la idea es que los primeros tres meses el Estado pague un monto fijo y no descendente, como se hace actualmente en el escenario del Covid-19, que luego se alargue otros tres meses y que en ese período sí vaya bajando para estimular a las personas a salir al mercado laboral.

“Por eso planteábamos alargar el subsidio de emergencia e ir viendo. Sí, nosotros creemos que al término de esta emergencia, cuando ya la emergencia sanitaria ya no esté y solo esté más fuerte la emergencia económica, estos subsidios deben ser decrecientes para poder fomentar la salida al trabajo”, expresó la parlamentaria a El Diario de Cooperativa.

Respecto del acuerdo al que convocó el Presidente Sebastián Piñera y al que concurrieron para dialogar algunos partidos de la oposición, la Jefa de la UDI pidió dejar de lado las ideologías para este diálogo y consideró fundamental la colaboración para superar esta situación.

La senadora recalcó que “si queremos salir de esto, vamos a poder salir todos juntos y la única manera de hacerlo va a ser dándonos cuenta que los recursos son los que hay, porque o si no vamos a quebrar al país y vamos a transformarnos en algo así como Venezuela o Argentina”.

“Tenemos que tener la mente abierta para ir pasando de la ayuda social directa, que es completamente necesaria, a la reactivación económica de manera de que no suceda como sucede en mi zona donde hay desde hace 20 años 10 mil empleos de emergencia, que algunos podrán ser productivos, pero la mayoría no lo son”, expresó.

Asimismo, manifestó que espera que la conversación para lograr un acuerdo por la crisis se base en aspectos técnicos.

“Esta es una conversación que espero que se dé en términos técnicos básicamente, técnicos que tengan distintas miradas de la sociedad, pero que entiendan de economía, porque lo que está en juego es el futuro de nuestro país. Si hacemos bien las cosas, con la mirada de todos, tenemos esperanza de que tengamos la posibilidad de ponernos de pie y que el progreso vuelva a ser una esperanza en nuestro país”, sostuvo.