Caso Narumi: Acusado del crimen de su exnovia japonesa esperará su extradición a Francia en libertad

Pese al intento de la Fiscalía de que Nicolás Zepeda aguardará en prisión preventiva el día en que sea llevado a Francia, la justicia mantuvo las medidas cautelares para el imputado de la desaparición y supuesto asesinato de la estudiante Narumi Kurosaki, ocurridos en el país galo.

709

El ministro instructor Jorge Dahm mantuvo este miércoles las medidas cautelares de arraigo nacional y firma semanal para Nicolás Zepeda Contreras (28), requerido por Francia en proceso de extradición por el homicidio de la ciudadana japonesa Narumi Kurosaki.

La resolución del magistrado rechazó la solicitud de la Fiscalía de decretar la prisión preventiva para el presunto autor del secuestro y muerte de su expolola, quien se encuentra a la espera que se concrete su entrega al Estado requirente, luego de que el 18 de mayo recién pasado, la Corte Suprema ratificara la aceptación de este pedido.

Debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus, la audiencia se realizó por vía remota y contó con la asistencia virtual de los representantes del Ministerio Público, la defensa del requerido y el mismo Zepeda Contreras.

Fue la Segunda Sala de la Corte Suprema la que confirmó el mes pasado la extradición del joven de 28 años, concedida por el ministro instructor Jorge Dahm el 2 de abril pasado, acogiendo la petición que lo sindica como responsable del delito cometido el 4 de diciembre de 2016, tras un encuentro que ambos mantuvieron en una residencia universitaria en la ciudad francesa de Besançon.

En su fallo, el juez señaló que con todos los argumentos expuestos en los alegatos realizados a principios de marzo, “es posible estimar que existen antecedentes con fundamento serio, cierto y grave, que permiten sostener que la última persona que estuvo con Narumi fue Nicolás”.

Agregó que “después de ello ella desaparece. Mantuvieron una relación afectiva que terminó de mala manera tiempo antes, ruptura que no fue aceptada por Nicolás, dado los términos en que se refieren los múltiples mensajes que le dirigió”.

“A ello cabe agregar los múltiples desplazamientos que realizaba en Besançon antes de encontrarse con Narumi, como asimismo su conducta después de su desaparición, lo que permite concluir que con tales antecedentes se había dictado una acusación en contra del requerido como autor del ilícito de homicidio calificado”, fundamenta la sentencia.

Por lo mismo, resolvió el ministro, “se acoge la solicitud de extradición pasiva presentada por la República Francesa, respecto del ciudadano chileno Nicolás Humberto Zepeda Contreras, para los efectos de ser juzgado por del delito de homicidio voluntario con premeditación en contra de la persona de Narumi Kurosaki, perpetrado entre los días 4 y 6 de diciembre de 2016, delito previsto y sancionado en el Código Penal Francés”.

“Ejecutoriada que sea esta sentencia, póngase al requerido a disposición del Ministerio de Relaciones Exteriores para ser entregado al país solicitante”, concluyó.

En todo caso, la sentencia debe ser revisada por la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema, mientras Zepeda se encuentra con arresto domiciliario.