03 Diciembre 2022 21:32
Home Nacional Deserción escolar en la lupa: Dos expertos vinculados con educación y jóvenes...

Deserción escolar en la lupa: Dos expertos vinculados con educación y jóvenes analizan el fenómeno

Rebeca Molina, directora de la Fundación Educacional Presente, dice a La Nación que “deberíamos esperar que el Gobierno tome medidas inmediatas y urgentes de tal manera que los estudiantes si están matriculados en un colegio, pero no están asistiendo a clases, sean contactados lo antes posible”. Marcelo Trivelli, presidente de la Fundación Semilla y exintendente de la RM, remarca que “la deserción escolar es una fuente de mano de obra barata para bandas criminales. Son jóvenes que ven en estos grupos un sentido de pertenencia e ingresos que no logran en el corto plazo manteniéndose en la educación formal”.

La deserción escolar ha estado en el foco de la atención en las últimas semanas. Según el Centro de Estudios del Ministerio de Educación (Mineduc), entre 2021 y 2022 se han registrado 50.529 alumnos desvinculados, es decir, que estaban matriculados en 2021 y que no aparecieron durante este año.

De acuerdo a la Fundación Educacional Presente, previo a la pandemia, 1 de cada 3 estudiantes faltaba al menos un mes a clases al año, situación que a partir del 2020 sólo se agudizó.

“Si llevamos esta cifra a 10 años de escolaridad, por ejemplo, de primero básico a segundo medio, estamos hablando de que un/a estudiante con ausentismo crónico recurrente puede llegar a perder hasta 10 meses de clases, lo que equivale a un año completo”, subraya a La Nación Rebeca Molina, directora ejecutiva de la Fundación Educacional Presente. Esta entidad promueve el involucramiento de estudiantes con su aprendizaje y enfrentan el ausentismo escolar, a través de acompañamiento a equipos escolares.

El fenómeno es preocupante. De hecho este lunes, la Unión Demócrata Independiente (UDI) le dio un ultimátum al ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, para que tome cartas en el asunto y advirtieron que lo podrían acusar constitucionalmente.

“Le exigimos y le damos un ultimátum también al ministro de Educación, porque de lo contrario no está ejerciendo sus facultades y es susceptible de una acusación constitucional en la medida que no se haga cargo de los jóvenes y niños que tienen que volver a la sala de clases”, remarcó la secretaria general del partido, María José Hoffmann.

La defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, en tanto, este martes, en conversación con Radio Universo, tildó de “tragedia nacional” el ausentismo.

MARCELO TRIVELLI: “EL MAYOR PROBLEMA ES AHORA”

Marcelo Trivelli, presidente de la Fundación Semilla y exintendente de la Región Metropolitana, analiza con inquietud el ausentismo en las aulas. La Fundación Semilla es una instancia que cree que al “abrir nuevos caminos o maneras de hacer” a través de capacitaciones o talleres centrados en temáticas de su interés es “posible empoderar a los jóvenes como líderes positivos”.

“El ausentismo es la principal causa de déficit en el aprendizaje de contenidos y desarrollo de habilidades socioemocionales”, recalca.

“Las tres principales causas que explican la deserción y el ausentismo son, sentirse o estar siendo agredidos por sus pares (matonaje) o desvalorizados por uno o más profesores, no contar con condiciones para asistir a clases (ser cuidadores de un familiar, tener que trabajar, etc.) o falta de valoración de la educación por parte del estudiante y/o de su familia”, detalla el también columnista de La Nación.

El ministro de Educación dijo que “más del 25% está inscrito para la rendición de exámenes libres, entonces, están desescolarizados pero inscritos para validar sus estudios”. ¿Por qué crees que hay familias, aún no teniendo problemas económicos quizás, que no mandan sus hijos a las escuelas?

-Las pruebas libres son una alternativa, seguramente son estudiantes jóvenes que no quieren ser parte de un sistema que consideran aburrido y de poco valor. La educación era el mejor legado que uno podía dejar a sus hijas e hijos. Para muchos sigue vigente. Aquellas familias que no lo consideran así no los incentivan a asistir a la escuela.

 El futuro de estos estudiantes se visualiza preocupante. ¿Qué puede ocurrir con ellos en diez años más?

-El mayor problema es ahora. La deserción escolar es una fuente de mano de obra barata para bandas criminales. Son jóvenes que ven en estos grupos un sentido de pertenencia e ingresos que no logran en el corto plazo manteniéndose en la educación formal.

¿Tú que tienes experiencia en educación y eres presidente de la Fundación Semilla qué crees que debería hacerse en el corto y mediano plazo?

-La crisis en la educación no es solo de enseñanza y aprendizaje, también hay una desafección con la institucionalidad. Lo más importante es lograr que estudiantes se identifiquen con su institución, y para ello necesitan sentirse parte de ella y tener incidencia en la comunidad escolar. Para Fundación Semilla, la participación y ciudadanía son la nueva convivencia.

“El ministro de educación ha puesto énfasis en el bienestar de las y los estudiantes y eso va en la dirección correcta, pero aún falta una mirada integral que posibilite más y mejor participación”, pone de relieve.

“Quienes trabajamos en educación tenemos el desafío de revalorizar, resignificar y volver a dignificar la escuela como el lugar donde se aprende a convivir y también se aprenden materias. Por el interés superior del niño, niña y joven, la escuela se debe reforzar como un lugar de convivencia y bienestar de las comunidades educativas”, señala Trivelli.

REBECA MOLINA: “AUSENTISMO ESCOLAR GENERA IMPORTANTES DAÑOS”

Rebeca Molina, directora ejecutiva de la Fundación Educacional Presente, subraya que “es fundamental que como sistema escolar logremos experiencias significativas para los estudiantes hasta el último día, y que seamos capaces de transmitir la importancia de esta etapa a las familias. No olvidemos que estamos formando para la vida, y no para la prueba de cierre de semestre”.

¿Cómo se proyecta el futuro de los niños y adolescentes que dejan de ir a clases?

 -La evidencia internacional nos indica que el ausentismo crónico genera importantes daños en el bienestar y desarrollo de los estudiantes.  Entre ellos, podemos mencionar rezago en el aprendizaje y mayores dificultades para aprender lenguaje y matemática, así como menos oportunidades para el desarrollo de habilidades socioemocionales. Al mismo tiempo, el ausentismo crónico aumenta la probabilidad entre los escolares de presentar embarazo adolescente, de caer en conductas adictivas incluso en la delincuencia. Diversas investigaciones han demostrado que también estudiantes con ausentismo crónico pasan a ser adultos con más probabilidad de tener peores sueldos, peores empleos y mayores periodos de cesantía.

¿Qué debería hacer el Gobierno en el corto y mediano plazo?

-Deberíamos esperar que el Gobierno tome medidas inmediatas y urgentes de tal manera que los estudiantes si están matriculados en un colegio, pero no están asistiendo a clases, sean contactados lo antes posible y evitemos que pasen a engrosar el grupo de alumnos que han salido del sistema escolar. Entre otras estrategias, están las campañas de sensibilización,  el apoyo directo a equipos escolares, las tutorías, etc.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído