30 Enero 2023 17:08
Home Nacional Una olla común ayuda a palear la crisis económica en Villa Olímpica

Una olla común ayuda a palear la crisis económica en Villa Olímpica

“Como está esto de la pandemia y hay mucha necesidad, llega la gente acá, trae su ollita y se le entrega el almuerzo…hoy día ya se nos sumaron más personas”, afirmó Ingrid Díaz, presidenta de la Agrupación Social Luz de Esperanza, que entrega el servicio.

Cada martes y viernes, la Agrupación Social Luz de Esperanza realiza una olla común que entrega cerca de 300 almuerzos a familias vulnerables en Villa Olímpica y Pompeya Sur, en Quilpué.

Ingrid Díaz, presidenta de la organización, creada bajo el alero de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, explicó que llevan cerca de ocho años ayudando a las comunidades, de los cuales uno ha sido dedicado a estas ollas comunes en Quilpué.

“Como está esto de la pandemia y hay mucha necesidad, llega la gente acá, trae su ollita y se le entrega el almuerzo…hoy día ya se nos sumaron más personas”, afirmó y explicó que también se trasladan hasta otras casas a entregar las colaciones.

Inés, es una adulta mayor. Ella y su “viejo”, como le dice de cariño a su esposo, se mudaron a la Villa Olímpica, tras haber perdido su casa por un mal negocio con un prestamista. Asegura que juntando ambas pensiones apenas llegan a los 200 mil pesos, que no les alcanza para comer, pagar por las necesidades básicas y los tratamientos médicos, especialmente los de su pareja que sufre de diabetes, hipertensión, asma y es no vidente.

“La situación está mala, vivimos de una pensión básica con mi viejito, que no alcanza…la hemos pasado mal. Ahora, estamos agradecidos que nos vienen a dejar un almuercito, nos dan una ayuda, porque ni para eso nos alcanzaría”, manifestó.

Las colaboraciones llegan también a familias como la de Yuleidi Caldera, ciudadana venezolana quien llegó hace 3 años con su esposo al país en búsqueda de un futuro mejor para sus cuatro hijos. La joven señala que con la llegada de la pandemia tanto ella como su pareja perdieron su empleo y se tuvieron que mudar a casa de su cuñado, donde viven en una pieza. Esta ciudadana de nacionalidad extranjera es una de las beneficiarias del programa, al cual agradece por poder llevar alimento a su hogar.

“Al menos aquí recibo ayuda o voy a cualquier supermercado, así sea a comprar algo que encuentre, en cambio, en Venezuela así uno vaya al supermercado no se encuentra nada”, sostuvo, para explicar que a pesar de su situación no regresaría a su país natal.

Desde la organización hacen un llamado a autoridades gubernamentales y vecinos de la comuna a “ayudar con lo que pueda”, no solo comida, sino también insumos, ropa, medicamentos, pañales, entre otros artículos que ayudan a palear la crisis de familias en condición de vulnerabilidad.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído