28 Junio 2022 02:13
Home Nación Indiscreta Paty Maldonado y las razones por las que no le gusta viajar...

Paty Maldonado y las razones por las que no le gusta viajar a Santiago desde el estallido social: “El terror de salir a la calle”

La opinóloga profundizó en su programa web “Las Indomables”, acerca de lo que la motiva a querer quedarse en su hogar, donde los hechos ocurridos desde el 18 de octubre, sumado a la pandemia, juegan un rol fundamental.

Como es habitual, desde la tribuna de su programa web “Las Indomables”, Patricia Maldonado realizó unas comentadas declaraciones, esta vez, acerca de los motivos por los que no le gusta viajar a Santiago, razones que están relacionadas con la pandemia y el estallido social.

Maldonado, junto a su esposo, vive en su casa ubicada en Curacaví, lugar desde el cual debe viajar de vez en cuando a Santiago para realizar distintos proyectos. En este sentido, en una conversación que tuvo en este espacio web con su compañera Catalina Pulido, reveló que esa situación le provoca cierto disgusto.

“Yo me he reído tanto, tanto, tanto. Hoy me tocó hacer un cuento en Santiago, y voy lo menos posible a Santiago, te lo digo de todo corazón. Tengo síndrome de la cabaña”, le dijo la opinóloga a la también actriz.

En la misma línea, explicó que “tú te quedas en tu casa porque no quieres encontrarte con el exterior. Esto ocurrió después de la pandemia, no quieres correr riesgo por la pandemia, pero primero fue por el 18 de octubre, el terror de salir a la calle”.

Posteriormente, recordó que “no te olvides que decían que el que no baila no pasa, fue una humillación a todas las personas porque si tú no bailabas o no pagabas un peaje, estos hijos de pe… no te dejaban pasar y era normal, pero ahora tú no dejas pasar a estos huachos y resulta que no, qué horror y la democracia”.

A modo de reflexión, la exmucho Gusto manifestó que “la gente empezó a tratar de no ir. A continuación inmediatamente vino la pandemia y eso te obligó a quedarte definitivamente en la casa; hace que tú te vayas estresando. Por ejemplo, me invitan a comer y yo ‘no, gracias, te pasaste’… ‘Pero Maldo, cómo no vas a salir a comer’. ‘No, te juro que no’. Prefiero almorzar, esa onda, más temprano”.

Luego, Pulido concluyó que “estoy igual, estoy totalmente ermitaña, síndrome de la cabaña, me encanta estar en mi casa, cosa que nunca antes había sido casera”.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído