Home Nacional "virus respiratorio sincicial: reconocimiento de cuadro...

Virus Respiratorio Sincicial: reconocimiento de cuadros graves y medidas de prevención

Es fundamental reconocer los signos de un cuadro grave de infección por VRS para buscar atención médica de manera oportuna. Los síntomas iniciales pueden ser similares a los de un resfriado común, como congestión nasal, estornudos, fiebre baja y tos.

Comparte esta noticia

El Virus Respiratorio Sincicial (VRS) es uno de los principales causantes de los cuadros respiratorios actuales y afecta a personas de todas las edades, pero puede ser especialmente peligroso en niños pequeños y adultos mayores.

En este artículo, se detalla cómo reconocer los cuadros graves del VRS y qué medidas se pueden adoptar para prevenir el contagio.

En Chile, al igual que en muchas otras partes del mundo, el VRS es la principal causa de infecciones respiratorias agudas en niños menores de 2 años, especialmente durante los meses de otoño e invierno. Representa una preocupación importante para la salud pública, sobre todo en el contexto post pandemia donde las personas estuvieron con menor exposición a virus respiratorios no Covid-19.

Es fundamental reconocer los signos de un cuadro grave de infección por VRS para buscar atención médica de manera oportuna. Los síntomas iniciales pueden ser similares a los de un resfriado común, como congestión nasal, estornudos, fiebre baja y tos.

Sin embargo, en casos más graves, los siguientes signos pueden requerir la necesidad de atención médica inmediata:

Dificultad respiratoria: Respiración rápida, hundimiento de las costillas en la inspiración, aleteo nasal y coloración azul de labios.

– Letargo o irritabilidad extrema: Cuando hay somnolencia excesiva, dificultad para despertar o llanto inconsolable, es importante buscar ayuda médica de inmediato.

– Rechazo alimentario: sobre todo en niños, este síntoma puede indicar un cuadro más grave y la necesidad de hidratación y administración de medicamentos vía endovenosa.

Para prevenir la propagación del VRS, es crucial seguir medidas de higiene y precaución.

Algunas recomendaciones prácticas:

– Lávate las manos: El lavado de manos regular con agua y jabón o alcohol gel, especialmente antes de tocar a un bebé o después de estar en lugares públicos, puede ayudar a prevenir la transmisión del virus.

– Evita el contacto cercano con personas enfermas: Si alguien en tu entorno tiene síntomas de infección respiratoria, es importante mantener cierta distancia y evitar el contacto directo, especialmente con bebés y los adultos mayores.

– Cubre tu boca y nariz: Al toser o estornudar, cubre tu boca y nariz con un pañuelo desechable o con la parte interna del codo, evitando así propagar las partículas respiratorias.

– Ventilación adecuada: Mantén los espacios bien ventilados, abriendo ventanas o utilizando sistemas de ventilación adecuados, ya que esto ayuda a reducir la concentración de virus en el aire.

– Vacunación: Si bien no existe la vacunación contra el VRS, sí es importante la vacunación contra los otros virus respiratorios para evitar la co-infección y desarrollomde cuadros graves. Es importante seguir el esquema de vacuna Covid-19 de acuerdo a calendario y vacuna anual contra la influenza en población de riesgo: niños menores de 5 años (este año extendido hasta los 10 años), adultos mayores de 65 años, embarazadas y población general con enfermedades crónicas.

Artículo redactado por Daniela González y Johanna Nielsen, de Equipo One Health.

Comparte esta noticia
60,813FansLike
8,370SeguidoresSeguir
346,900SeguidoresSeguir

Lo Más Leído