Senado aprobó ingreso de médicos cirujanos sin el examen Conacem al sistema público

Este test es validado por la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas. Ahora la Cámara de Diputados deberá revisar la propuesta que originalmente estaba enfocada en permitir a los Servicios de Salud contratar médicos egresados e internos de Medicina, por dos años, aunque no tuvieran aprobado el Examen Único Nacional de Conocimiento de Medicina (Eunacom).

3632

Por 37 votos a favor y uno en contra, la Sala del Senado aprobó el proyecto que habilita temporalmente a los médicos cirujanos para ejercer sus especialidades en el sector público, aunque no cuenten con el examen de validación de la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (Conacem).

Ahora la Cámara de Diputados deberá revisar la propuesta que originalmente estaba enfocada en permitir a los Servicios de Salud contratar médicos egresados e internos de Medicina, por dos años, aunque no tuvieran aprobado el Examen Único Nacional de Conocimiento de Medicina (Eunacom).

El texto aprobado, que nació de una indicación sustitutiva del Ejecutivo, establece:

Los médicos cirujanos chilenos y extranjeros con especialidad certificada por una universidad nacional o foránea podrán ser contratados por los Servicios de Salud para trabajar en el sistema público aunque no hayan rendido el examen validado por Conacem.

Quedan exceptuados los profesionales que no acrediten sus estudios universitarios y que hayan reprobado dicho test.

Durante la discusión, de manera transversal los legisladores reconocieron que “este proyecto no resuelve el problema de fondo que es el déficit de cuatro mil especialistas que existe hoy en el país, sin embargo, la urgencia de la pandemia de Covid-19 justifica la norma”.

Todos hicieron ver la realidad de las regiones que representan citando la urgencia de contar con más oncólogos y geriatras, entre otros.

También los congresistas reflexionaron respecto al rol que cumple la Conacem como órgano privado que certifica la calidad de los médicos especialistas, “materia que debería ser de orden público”, declararon.

En la misma línea, se abogó por incrementar el número de becas por especialidad apelando a la injerencia que han tenido las asociaciones médicas en ello.

En tanto, algunos senadores se mostraron preocupados por la posibilidad de que se extienda esta excepción, lo que podrían incidir en la calidad de la formación. En esa línea, algunos abogaron para que esta contratación se acote a mientras dure la pandemia.