07 Octubre 2022 06:21
Home Nacional Periodista llegó desde EEUU para denunciar abuso sexual por parte de un...

Periodista llegó desde EEUU para denunciar abuso sexual por parte de un fallecido sacerdote en colegio de Antofagasta

Pablo Franzani -que es hermano del también comunicador Ignacio Franzani- informó que "vengo a denunciar a la orden jesuita por un sistemático abuso sexual, encubrimiento, estructura sexual depredadora, organizadamente, porque los movían después al Colegio de Osorno, al San Ignacio de El Bosque, para tapar todo esto".

Después de 20 años en Estados Unidos, el periodista Pablo Franzani volvió a Chile para denunciar a la Orden Jesuita por los hechos de connotación sexual que indicó haber sufrido a los 13 años en el Colegio San Luis de Antofagasta.

En su testimonio, el denunciante aseguró haber sufrido abuso sexual a manos del fallecido sacerdote Leonel Ibacache, quien era profesor de religión y capellán del establecimiento.

En entrevista con TVN, acusó que “estos depredadores sexuales jesuitas -sé que es un poco fuerte lo que digo, pero más fuerte es la realidad- tenían una organización sistemática de depredar sexualmente a menores de edad”.

Y afirmó que “este sacerdote que se llama Leonel Ibacache, cuando yo tenía 13 años, me hizo pasar a una sala privada. Era el ritual, todo alumno en la clase tenía que hacer eso, eso lo había hecho 20 años antes y lo siguió haciendo 20 o 30 años después”.

“Él tenía una foto con Juan Pablo II en El Vaticano. Esta gente tiene muchos recursos, por lo menos tenían recursos para ir allá. Al decirme mira la foto, me hizo que me levantara. Yo estaba en teñida deportiva, era un día sábado, y me empezó a tocar mis genitales”, añadió.

Y afirmó que “en la inocencia que uno tiene como niño, yo sabía que era algo terrible. Me sentí congelado, en mi piel, en mi cuerpo. Ya tengo 50 años y todavía me cuesta hablar esto. Fue una situación traumática”.

Además, aseveró que “después tuve que seguir viendo a este sujeto” y que “esto pasó en dos ocasiones”. “Trató de hacerse amigo de mis padres. Como trabajan con niños, conocen profundamente como entrar a un niño tímido, frágil, a los niños que son poquitos, que les hacen bullying, para depredar sexualmente de ellos. Yo y mucho más casos, y este muchacho Helmuth también pasó esta cosa tan terrible”, consignó.

Franzani -que es hermano del también periodista Ignacio Franzani– informó que “vengo a denunciar a la Orden Jesuita por un sistemático abuso sexual, encubrimiento, estructura sexual depredadora, organizadamente, porque los movían después al Colegio de Osorno, al San Ignacio de El Bosque, para tapar todo esto”.

“Errázuriz sabía esto, el cura Combes sabía esto, las estructuras altas sabían de esto (…) Esto ya se acabó, voy a demandarlo, tengo al abogado Juan Pablo Hermosilla y él me va a apoyar en todo aspecto”, añadió, remarcando que “yo vine a Chile para denunciar los abusos sexuales de los jesuitas, he gastado mis vacaciones, mi dinero, porque esto es algo muy importante. (…) Si mi sufrimiento sirve para que un niño chileno no pase violaciones y abusos, valdrá la pena”.

Al ser consultado sobre por qué no hubo denuncias previas, respondió que “nunca lo había hecho, porque mentalmente quería desconectarme lo más posible de Chile. Este es un trauma, los abusos sexuales generan daño a nivel cerebral”.

El afectado aseveró que Ibacache “se movía como un pez en el agua, con niños de seis años, de ocho años, en la educación media, básica. Entraba a las salas, sacaba niños como quería a diestra y siniestra”.

Lamentó que “él siguió violando a niños en el mismo colegio San Luis por años. Todos los niños de esa clase tenían que pasar por su oficina privada, y él los tocaba. Él siguió haciéndolo por años, yo calculo que hasta comienzos de los 2000. Imagínate que esto fue en el 80, y él había hecho ya por 20 años. Por 40 años, él violó niños en Chile y nadie hizo nada, la justicia no hizo nada”.

“Él murió hace tres años atrás en los aposentos del Colegio Jesuita, de la Organización Jesuita. Pagado por ellos, protegido por ellos, en camas de ellos. Un depredador sexual, a personas que dicen representar a Dios en esta tierra”, apuntó.

Sobre las razones de su denuncia contra la Orden Jesuita, mencionó: “Que asuman la vergüenza de sistemáticamente violar a niños por posiblemente 100 años en este país, muy parecido a lo que pasó con las violaciones a derechos humanos en Colonia Dignidad”.

“Y segundo, crear conciencia, que los padres chilenos piensen dos veces antes de mandar a un colegio católico. Sé que es un poco fuerte porque la tradición católica acá es fuerte, no estoy diciendo que todos los curas sean violadores, pero lamentablemente ya son muchos”, manifestó.

Finalmente, indicó que busca “que se cree una nueva legislación. Yo soy ciudadano de Estados Unidos hace mucho tiempo, yo voy a involucrar al Gobierno de EEUU, porque Chile es un país enfermo y un enfermo no se puede sanar a sí mismo”. Explicó que el objetivo es “que venga a educar, a crear una estructura, que se cambie la legislación en el sentido que esto nunca más venga a pasar acá. Todavía hay miedo, la Iglesia Católica todavía tiene mucha influencia”.

- Anuncio -
60,798FansLike
5,800SeguidoresSeguir
336,000SeguidoresSeguir

Lo Más Leído